El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, la consejera de Deportes, Cristo Pérez, y la coordinadora del Plan Insular de Deporte Adaptado, Carmen Rosa García, visitaron recientemente las instalaciones de la asociación Probosco de La Orotava junto a la directora del centro, Elena Cañete, para conocer las actividades que se han desarrollado a lo largo del año. El Plan Insular de Deporte Adaptado cuenta con el patrocinio de la Fundación CajaCanarias y Fundación la Caixa y se desarrolla en colaboración con 52 centros de la Isla con el objetivo de fomentar la actividad física entre las personas con discapacidad.

Carlos Alonso señala que “dentro de la estrategia Tenerife 2030 fomentamos el deporte para todos y eso incluye el deporte inclusivo. Debido a las especiales características de estas personas, el Plan Insular de Deporte Adaptado contempla actividades en los propios centros, de tal manera que los usuarios no tengan que desplazarse. Se trata de un programa de acción directa que nos permite, a través de personal cualificado, llegar a un volumen de usuarios con problemas de movilidad, trastornos de conducta, patologías severas y dependientes que no tienen la posibilidad de desplazarse a las jornadas que organizamos en diferentes instalaciones deportivas”.

Por su parte, Cristo Pérez señala que “el PIDA incluye jornadas deportivas de fútbol sala, bola adaptada y natación, actividades en los centros como el de Probosco y también jornadas de formación para el personal. En esta edición se han hecho cuatro jornadas sobre el deporte en las personas con parálisis cerebral, discapacidad física, discapacidad intelectual y discapacidad sensorial”.

El centro Probosco de La Orotava ha acogido más de una docena de jornadas del PIDA donde se ha trabajado de forma individualizada con personas que tienen características especiales con discapacidad severa. Asimismo, se ha realizado una encuesta –al igual que en el resto de centros- para conocer los datos referentes a la accesibilidad, número de estudiantes por centro y disponibilidad de material deportivo adaptado que tiene cada uno de ellos.

Probosco es una asociación sin ánimo de lucro que desde 1989 trabaja por la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. Desde 1994, Probosco es también un centro de atención a 24 personas con discapacidad intelectual con necesidades de apoyo extenso y generalizado.

Volver