El Iberostar Tenerife cambió el pasado sábado la cancha y el gimnasio por un escenario diferente, el frente marítimo santacrucero. El grupo de Nenad Markovic echó el cierre a su segunda e intensa semana de pretemporada en el mar, aprovechando las instalaciones y prestaciones del Centro Insular de Deportes Marítimos de Tenerife (Cidemat). Los jugadores, debidamente protegidos con unos chalecos salvavidas, se lanzaron al agua. Algunos lo hicieron en kayak, otros sobre tablas de paddle surf, aunque luego, a medida que transcurría la jornada, intercambiaron sus pequeñas embarcaciones. De esta forma, el conjunto aurinegro cambió por un día su rutina de balón y gimnasio por los remos y la piragua en un entrenamiento de lo más divertido, supervisado por los monitores del Centro Insular de Deportes Marinos y el preparador físico canarista, Xisco Sanz.

La iniciativa permitió trabajar aspectos como la coordinación, la concentración, el equilibrio y la resistencia, amén de servir para unir un poco más a un grupo llamado a convertirse en uno de los equipos a tener en cuenta de cara a la próxima temporada en la Liga Endesa. Para Xisco Sanz, “esta actividad supone una manera de salir de la rutina de la cancha después de una semana con mucho volumen de trabajo físico y hacer grupo practicando paddle surf y piragüismo”, aseguró en declaraciones a la web oficial del club. La primera plantilla canarista descansó ayer y hoy ha reanudado el trabajo en las instalaciones del Pabellón Insular de Deportes de Tenerife Santiago Martín. Ha comenzado una semana de entrenamiento que culminará con el primer test de pretemporada, el sábado día 2 de septiembre, ante el Herbalife Gran Canaria, con motivo de una nueva edición del Trofeo Costa Adeje Tenerife Top Training. Este partido amistoso ante el conjunto amarillo tendrá como escenario la pista del pabellón de deportes de Las Torres de Adeje (20:00 horas), y es posible gracias al acuerdo de colaboración que mantienen la entidad canarista y el consistorio sureño.

Volver