El Complejo Deportivo de Tenerife Santa Cruz Ofra, que gestiona la empresa pública Ideco, ha adoptado más medidas de seguridad para frenar la propagación del Covid-19 acordes con la últimas últimas restricciones aprobadas por el Gobierno de Canarias para la isla de Tenerife.

En esta línea, y además de continuar con medidas estrictas como el distanciamiento social entre personas, la instalación ha realizado una nueva reducción de los aforos a pesar de que ya había implementado anteriormente una normativa muy restrictiva en este aspecto.

También establecerá un nuevo protocolo a partir de esta misma semana, como es obligatoriedad de reservar no solo las distintas actividades dirigidas y el tiempo de natación en la piscina sino también el espacio de las salas fitness y cardio para evitar así que pudiera producirse una aglomeración de personas.

Además, se han desplazado algunas de las actividades dirigidas al exterior de la instalación para evitar contagios y hacer más saludable la práctica del ejercicio físico.

Volver