El Complejo Deportivo de Tenerife Santa Cruz-Ofra ha habilitado un gimnasio exterior para que sus usuarios puedan entrenar al aire libre si así lo desean.

En total se han instalado nueve máquinas de cardio en una carpa situada a la entrada del polideportivo con cuatro bicicletas estáticas, tres máquinas de remos y dos elípticas cuyo uso no está sujeto a reserva previa.

El centro pretende aprovechar las oportunidades que brinda el exterior de la instalación y ya baraja nuevas opciones que permitirán mejorar la experiencia deportiva de los clientes.

Volver