La iniciativa, que está incluida en el II Plan Insular de Deporte Adaptado, se desarrolló en el Centro de Deportes Marinos de Tenerife (Cidemat).

El Cabildo de Tenerife y la Fundación DISA han clausurado el programa Un mar para todos, una iniciativa dirigida a personas con discapacidad y colectivos con necesidades de atención especial que ha consistido en la realización de un curso de vela ligera. Las actividades de Un mar para todos se han desarrollado en las instalaciones del Centro de Deportes Marinos de Tenerife (Cidemat) ubicadas en Santa Cruz de Tenerife y han contado con la participación de alumnos de los centros Hermano Pedro y el aula enclave del Colegio La Salle Ildefonso.

El programa Un mar para todos se enmarca en el II Plan Insular de Deporte Adaptado que desarrolla la Corporación insular a través de la empresa pública Ideco y que cuenta con la colaboración con la Obra Social la Caixa.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso; la consejera de Deportes, Cristo Pérez; y la directora de la Fundación DISA, Sara Mateos, asistieron a la última actividad, que consistió en una regata donde los participantes pusieron en práctica los conocimientos adquiridos. Las embarcaciones contaron con dos expertos regatistas como la olímpica Alicia Cebrián y el entrenador Airam Rodríguez, quienes ofrecieron sus conocimientos a los alumnos.

Carlos Alonso indicó que “el Plan Insular de Deporte Adaptado está dentro del área Tenerife 2030 porque queremos una isla más solidaria, cohesionada y con valores. Este tipo de iniciativas son importantes porque nos permiten trabajar con colectivos con necesidades especiales. Estamos hablando de que los chicos se enfrentan en el mar a un entorno diferente al que habitualmente tienen y eso supone un reto para ellos. Aquí aprenden a tomar decisiones, a ser independientes y a buscar soluciones. Además, es una actividad divertida, en la que también comparten aspectos relacionados con la organización, la disciplina y el compañerismo”.

Por su parte, Sara Mateos indicó que “para la Fundación DISA es importante este acto porque nos permite acercar los deportes marinos a colectivos especiales. Se trata de que puedan aprender aspectos que les den una mayor autonomía para su afrontar su vida y compartir valores como el trabajo en equipo y la solidaridad”.

Un mar para todos ha consistido en un curso de vela ligera adaptada. La formación ha sido impartida por monitores especializados, que han trabajado con dos grupos de cinco personas durante seis jornadas. Los participantes han desarrollado una mayor autonomía y han podido desenvolverse mejor en los deportes relacionados con el mar, al tiempo que han compartido valores como el esfuerzo, el compañerismo, la solidaridad y la inclusión.

El II PIDA se enmarca dentro de la estrategia Tenerife 2030 del Cabildo para conseguir una Isla más preparada, activa, solidaria y cohesionada a través del impulso del deporte y contempla diversas líneas de actuación para aumentar la actividad física en los centros, incrementar la oferta deportiva y mejorar la formación a través del primer curso de Diplomado en inclusión de personas con discapacidad en actividades físico deportivas, una iniciativa pionera a nivel nacional. Asimismo, prevé la adquisición de material deportivo adaptado, un ciclo de conferencias y la puesta en marcha de un proyecto de voluntariado deportivo y voluntariado corporativo con empresas.

 

Volver