El Cabildo de Tenerife iniciará los trámites administrativos necesarios para que el Centro Insular de Atletismo de Tenerife (CIAT) lleve el nombre del deportista Juan Ruano Rojas. Así lo adelantó el presidente de la Corporación insular, Pedro Martín, a los miembros de la plataforma promotora para el cambio de nombre del complejo deportivo Romualdo García y Salvador García Llanos, en una reunión celebrada esta mañana, en la que también participó la consejera de Deportes, Concepción Rivero.

Martín ha asegurado que “se trata de un acto de justo reconocimiento ante un emblemático atleta de nuestra isla, que fue capaz de alcanzar diversos hitos para el deporte en Tenerife, a pesar de la adversidad que tuvo que vivir durante su etapa más brillante, coincidiendo con la postguerra”. Añade que “su palmarés, que incluye doce títulos de campeón de España y ocho competiciones de alto nivel de carácter internacional, avalan este homenaje a su figura”.

Por su parte, la consejera insular destacó “que el Cabildo quiere reconocer el brillante palmarés de Juan Ruano Rojas, un atleta internacional que llevó el nombre de Tenerife con orgullo por toda Europa y que no pudo participar en una Olimpiada por las dificultades económicas del momento”.

Romualdo García valoró “la receptividad encontrada en el Cabildo de Tenerife y que se vayan a iniciar los trámites para reconocer a este importante atleta. Estamos muy contentos por el apoyo que esta propuesta ha tenido entre los clubes y federaciones de atletismo de la isla y de toda Canarias, al igual que de deportistas de élite y amateurs”.

Esta solicitud está apoyada por numerosos colectivos, como la Federación Insular de Atletismo de Tenerife (FTA), la Federación Canaria de Atletismo (FCA), el CEA Tenerife 1984 y la Asociación de Periodistas de Santa Cruz de Tenerife (APT), además de deportistas y aficionados que se han sumado a la petición a través de la plataforma Change.org.

Biografía Juan Ruano Rojas

Juan Ruano Rojas nació en Santa Cruz de Tenerife el 24 de abril de 1923. Desde su infancia comenzó a destacar en varias actividades deportivas. Entre ellas, el fútbol: con solo 20 años fue descubierto por el histórico Aguere Atlhetic Club y también por el Sindicato Español Universitario (SEU), donde se detectaron sus dotes como atleta.

En 1944 ganó su primer campeonato nacional en Avilés, en 400 metros, y destacó en la prueba de 200, repitiendo este hito dos años después, en la inauguración del estadio de Riazor. En 1947 venció en Santander en los 400 y los 200 metros en los Nacionales de Frente de Juventudes; sus marcas fueron récords absolutos de Canarias. En Valladolid, se convirtió en campeón de España universitario en 200 metros.

En 1948 fue considerado el mejor velocista nacional con una marca de 10,9 en 100 metros, tiempo mínimo para ir a los Juegos Olímpicos de Londres, aunque no pudo participar en ellos por falta de subvención. Tres años después, se hizo con el Campeonato Nacional de 100 metros y participó en su primer encuentro internacional en Portugal; posteriormente acudió a Lausana (Suiza). En ambas competiciones fue segundo en los 100 y los 200 metros.

Cuatro años después, consiguió los tiempos mínimos en 100 y 200 metros para participar en la Olimpiada de Helsinki, a la que tampoco pudo acudir por falta de ayudas. En 1953 consiguió la plusmarca española de 100 metros con un tiempo de 10,8 segundos, marca que igualó ese mismo año en un Campeonato Provincial de Tenerife. En 1958 se retiró, aunque siempre siguió vinculado al atletismo insular hasta su fallecimiento, en 2004.

Volver