La iniciativa, pionera a nivel nacional y en la que participan un millar y medio de personas, incluye jornadas descentralizadas y formación para los técnicos

El Cabildo de Tenerife ha puesto en marcha el II Plan Insular de Deporte Adaptado (PIDA) con el objetivo de fomentar la actividad física entre las personas con discapacidad de la Isla. El plan cuenta con la colaboración de la Obra Social la Caixa y contempla diversas líneas de actuación para aumentar la actividad física en los centros, incrementar la oferta deportiva y mejorar la formación a través de un programa formativo de maestría en inclusión de personas con discapacidad en actividades físico deportivas. Asimismo, contempla la adquisición de material deportivo adaptado, un ciclo de conferencias y la puesta en marcha de un proyecto de voluntariado deportivo y voluntariado corporativo con empresas.

El PIDA se desarrolla a través de la empresa pública Ideco y se enmarca dentro de la estrategia Tenerife 2030 del Cabildo para conseguir una Isla más preparada, activa, solidaria y cohesionada a través del impulso de la educación, la cultura, el deporte, el emprendimiento, la innovación y la tecnología. El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, la consejera de Deportes, Cristo Pérez; el consejero delegado de Ideco, Eusebio Díaz; la coordinadora del PIDA, Carmen Rosa García y el gestor territorial de Fundación Bancaria la Caixa, Mauricio González, asistieron a la presentación del proyecto a las entidades que participan.

Carlos Alonso se mostró satisfecho con los resultados de la primera edición “ya que hemos logrado incrementar el número de participantes, que ha pasado de un millar a casi 1.500 personas este año”, y se mostró ambicioso para la segunda edición que ya está en marcha: “El PIDA es un plan pionero a nivel nacional y queremos aumentar el número de centros para el desarrollo de las acciones deportivas y pasar de los 51 que tuvimos esta temporada hasta los 58 centros. Además, prevemos incrementar la oferta deportiva con modalidades como boccia, baloncesto y zumba y aumentar la descentralización de las actividades para que los usuarios aprovechen el tiempo en el desarrollo de la actividad en instalaciones cercanas a su centro”.

Entre los objetivos del II PIDA se plantea la adquisición de material deportivo adaptado para los centros que forman parte del plan y desarrollar un programa formativo de maestría en inclusión de personas con discapacidad en actividades físico deportivas. Además, se pretende poner en marcha un proyecto de voluntariado deportivo y diseñar un proyecto de voluntariado corporativo con empresas, así como prestar apoyo a las iniciativas de deporte inclusivo. De igual forma, el Cabildo trabaja en la puesta en marcha de una línea de patrocinio dirigida a clubes de deporte adaptado-federado y un ciclo de conferencias para difundir el deporte adaptado.

Por su parte, Cristo Pérez indicó que “hemos llegado a más municipios y centros de la Isla y se ha incrementado la oferta de actividades introduciendo la natación, el atletismo y las pruebas adaptadas. Además, se ha formado a los monitores que trabajan con la discapacidad en módulos específicos, por lo que hay que felicitar a todas las personas que forman parte del PIDA”.

La coordinadora del PIDA, Carmen Rosa García, indicó que las actuaciones realizadas la pasada temporada se centraron en dos tipos de actividades: jornadas deportivas y actividades de intervención en centros y jornadas formativas. Así, se celebraron 23 jornadas de fútbol sala, atletismo, natación, bola y pruebas adaptadas en 51 centros, con un total de 3.800 participaciones. Además, se realizaron más de 400 intervenciones en 40 centros de 17 municipios en las que tomaron parte unas 800 personas.

García señaló que “las jornadas formativas se realizaron en cuatro módulos específicos que versaron sobre parálisis cerebral, discapacidad física, discapacidad intelectual y discapacidad sensorial y tuvieron una gran aceptación, con más de un centenar de profesionales. Asimismo, hemos potenciado el deporte adaptado en profesionales de centros e instituciones que trabajan la discapacidad y aumentado la oferta y la práctica deportiva en todas las edades y discapacidades”.

El PIDA se puso en marcha la temporada 16-17 con el objetivo de promocionar el deporte adaptado a través de la realización de actividades deportivas adaptadas posibles y adecuadas para el ámbito y alcance previsto. De igual forma, pretende mejorar el conocimiento de la realidad de la discapacidad y la actividad deportiva para la mejora de su promoción y participación

Los objetivos son generalizar la práctica del deporte y la actividad física para las personas con discapacidad en un entorno inclusivo y en un marco próximo a su contexto social y familiar; garantizar el acceso, uso y disfrute a las instalaciones deportivas; impulsar la formación inicial y continua especializada en actividad física adaptada; y descentralizar la práctica deportiva.

Volver