El Cabildo de Tenerife implicará a los municipios y los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en la organización de la Fred. Olsen Tenerife Bluetrail, la carrera de montaña más alta de España que organiza la empresa pública Ideco. La directora insular de Deportes, Laura Castro, se ha reunido recientemente en el Pabellón de Deportes de Tenerife Santiago Martín con representantes municipales, técnicos de seguridad y de distintos servicios de emergencias, de la Guardia Civil y del Ejército para explicar las principales novedades de la próxima edición de la carrera, que este año cumple su décimo aniversario.

Durante el encuentro al que asistió también la consejera delegada de Ideco, Carmen Sosa, se dieron detalles de las siete modalidades que componen la prueba: la Ultra, de 103 kilómetros; la Trail, con una distancia de 71 kilómetros, que también cuenta con una modalidad por  relevos; Maratón, de 44; Media, que recorre una distancia de 20 kilómetros;  el Reto Bluetrail para personas con discapacidad, que contempla tres distancias de 8, 3,7 y 1,2 kilómetros; y la nueva carrera vertical de 3,1 kilómetros que se desarrollará en el municipio de Los Realejos.

Un total de 197 kilómetros de recorrido a través de siete municipios hasta una altitud máxima de 3.555 metros, la participación de 3.000 corredores de más de 40 nacionalidades y 250 voluntarios son algunos de los datos de esta carrera que se celebrará los días 4 (vertical) y 6 de junio. La prueba forma parte también de la Copa de España de Carreras por Montaña, de la Skyrunner National Series 2020 y está incluida en el Circuito Alpinultras, el  más técnico y exigente del país.

Sostenibilidad

Otro de los aspectos destacados en la reunión ha sido la apuesta por la sostenibilidad de la Fred. Olsen Tenerife Bluetrail desde hace una década. A sus ya conocidos atractivos, como el hecho de ser la carrera más alta de España y de las pocas que atraviesa un Patrimonio de la Humanidad, se suma su apuesta por el medio ambiente y por la salvaguarda del frágil territorio por donde discurre. Entre ellos destacan especialmente las modificaciones de los recorridos para atender las directrices de los técnicos del Parque Nacional del Teide, el respeto a la capacidad de carga de cada uno de los espacios del Parque por los que atraviesa la prueba y compatibilizarla con la seguridad o la limitación del número de participantes desde sus inicios para respetar el entorno tan sensible por el que pasa.

La exigencia de que los corredores que atraviesan en Parque Nacional del Teide utilicen bastones con puntas de goma, la identificación de los geles y barritas energéticas con el dorsal del corredor para que, en caso de que se arrojen al suelo supongan su descalificación inmediata o la obligación de que cada corredor lleve vasos propios son otras de las acciones que promueve la organización de la carrera, que también pone en práctica las directrices de la ‘Guía de buenas prácticas para el desarrollo de carreras por montaña en espacios protegidos’ y, para evitar los desplazamientos individuales, se habilita transporte colectivo hasta el lugar de inicio de la carrera. En la última edición más de 1.400 participantes utilizaron este servicio.

Según se informó durante el encuentro, en la próxima edición se realizarán otras acciones medioambientales en las que se implicará a la ciudadanía de los municipios por los que pasa la carrera y en la meta en el Puerto de la Cruz, además de limpiezas de playas y del litoral marino.

La Fred. Olsen Tenerife Bluetrail cuenta con el patrocinio de Turismo de Tenerife, Promotur, Fred. Olsen Express y Hospiten, con la colaboración de las empresas Fonteide, Physiorelax, Coca Cola, Libby’s, Donuts e Isola Frutos Secos que Acompañan.

 

Volver