El Albergue Montes de Anaga, gestionado por el Cabildo a través de la empresa pública Ideco, alojó el año pasado a un total de 3.060 personas de una veintena de nacionalidades que generaron 4.935 pernoctaciones en el período.

Los españoles encabezan el ranking de nacionalidades, con 1.452 clientes, seguidos de franceses (356), alemanes (291) y ucranianos que, con 129 alojados, superan en número a los rusos (92). Los clientes del albergue proceden de los cinco continentes y han llegado de países tan lejanos como Japón, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Australia o Bielorrusia, entre otros.

El pasado diciembre ha sido el mes que ha registrado un mayor número de nacionalidades entre los clientes, entre ellos neozelandeses, checos, bosnios, israelitas, holandeses o polacos.

También en 2019 grupos de investigadores de cinco universidades europeas eligieron el Albergue Montes de Anaga como alojamiento durante su estancia en Tenerife para realizar trabajos de campo relacionados con la microbiología ambiental, botánica y zoología, entre otras disciplinas.

Científicos de las universidades de Exeter (Reino Unido), Goettingen (Alemania), Lausanne (Suiza), Gothenburg (Suecia) y La Sorbona (Francia) llevan ya algunos años repitiendo estancia en el albergue durante el primer semestre del año en grupos entre 20 y 25 personas, que pernoctan al menos tres días mientras realizan la recogida de muestras para sus investigaciones.

Instalaciones

El Albergue Montes de Anaga tiene una capacidad para 40 personas distribuidas en nueve habitaciones para dos, cuatro o seis personas. Turistas, estudiantes, senderistas o simplemente amantes del deporte y de la naturaleza son los principales usuarios de la instalación, que también está abierta a grupos organizados.

El edificio está dotado con aparcamiento, bar-cafetería, wifi gratis y un espacio de recarga de coches eléctricos. Además, la instalación está totalmente adaptada para personas con movilidad reducida.

El Albergue Montes de Anaga, ubicado en el caserío de  El Bailadero, se encuentra en un lugar idóneo para recorrer los senderos del Parque Rural de Anaga, declarado Reserva Mundial de la Biosfera en el año 2015.

El albergue es el punto de partida perfecto para conocer los paisajes espectaculares y los rincones que esconde Anaga, unos espacios que van mucho más allá de una bonita postal: son el resultado de una combinación perfecta de formaciones geológicas, diversidad de flora y fauna y el contacto con la gente de los caseríos.

Volver