El Cabildo de Tenerife, a través del Programa de Dinamización Sociocultural e Intervención Social (Ansina), trasladó al municipio de Vilaflor la actividad turística Nuestros guías, los mayores, gracias a la cual un grupo de mayores del municipio sureño se convirtió en guía turístico de más de un centenar de personas de edad procedentes de La Laguna y Tegueste.

La consejera de Acción Social, Coromoto Yanes, subrayó “la importancia de esta iniciativa para mejorar la calidad de vida de nuestros mayores, ya que no sólo mantienen un papel activo para mostrar los atractivos de su municipio, como es el caso de los guías turísticos, sino que además se crea entre todos un clima de convivencia al tiempo que se pone en valor los recursos patrimoniales y naturales de nuestra isla” .

Las asociaciones de mayores Isogue de San Juan (Bajamar) y Dos Hermanos (Punta del Hidalgo) así como la asociación de mayores de Tegueste, participaron en una excursión por Vilaflor visitando lugares como la plaza e iglesia de San Pedro, los antiguos lavaderos, la casa solariega de los Soler, el molino El Cubo o el magnífico ejemplar de pino canario llamado Pino Gordo.

Durante la visita a los restaurados lavaderos de El Chorrillo, un grupo de mujeres chasneras rememoraron la tradición y recrearon, ataviadas a la antigua usanza, el trabajo de las lavanderas, la tarea doméstica del lavado de ropa. Una vez más, correspondió a los mayores voluntarios de la asociación Vilaflor de Chasna ejercer de anfitriones, compartiendo incluso vivencias y anécdotas propias. El itinerario concluyó con la celebración de un almuerzo de amistad.

El Programa Ansina quiere fomentar con la actividad Nuestros guías, los mayores el enriquecimiento cultural de sus destinatarios, dando a conocer otros espacios de gran interés que se localizan en diferentes puntos de la Isla, además de favorecer un envejecimiento activo y saludable.

Volver