La iniciativa de la estrategia Tenerife 2030, en la que colabora la Obra Social la Caixa, desarrollará sus actividades en Santa Cruz y Candelaria

Las pruebas adaptadas y la natación centrarán la actividad en febrero del II Plan Insular de Deporte Adaptado (PIDA), iniciativa organizada por el Cabildo a través de la empresa pública Ideco y en la que colabora la Obra Social la Caixa. La piscina Concha Fernández de Misa del Complejo Deportivo Santa Cruz-Ofra será escenario mañana [miércoles 7] del debut de la natación, mientras que los día 27 y 28 tendrán lugar las pruebas adaptadas en el Pabellón de Punta Larga (Candelaria) y el Complejo Deportivo Santa Cruz-Ofra, respectivamente.

La consejera de Deportes, Cristo Pérez, explica que “estamos hablando de una iniciativa pionera a nivel nacional con la que llevamos las actividades a todos los puntos de la Isla. Con el PIDA tratamos de generalizar la práctica del deporte y la actividad física para las personas con discapacidad en un entorno inclusivo y en un marco próximo a su contexto social y familiar. Se trata, en definitiva, de garantizar el acceso, uso y disfrute a las instalaciones deportivas para estas personas. Además, queremos impulsar la formación inicial y continua especializada en actividad física adaptada”.

El II PIDA contempla diversas líneas de actuación para aumentar la actividad física en los centros, incrementar la oferta deportiva y mejorar la formación a través del primer curso de Diplomado en inclusión de personas con discapacidad en actividades físico deportivas, una iniciativa pionera a nivel nacional. Asimismo, prevé la adquisición de material deportivo adaptado, un ciclo de conferencias y la puesta en marcha de un proyecto de voluntariado deportivo y voluntariado corporativo con empresas.

El II PIDA se enmarca dentro de la estrategia Tenerife 2030 del Cabildo para conseguir una Isla más preparada, activa, solidaria y cohesionada a través del impulso del deporte. Su objetivo es promocionar el deporte adaptado a través de la realización de actividades deportivas adaptadas posibles y adecuadas para el ámbito y alcance previsto, tanto en concentraciones como en los centros distribuidos en la geografía insular. Asimismo, a través del PIDA se pretende mejorar el conocimiento de la realidad de la discapacidad y la actividad deportiva para la mejora de su promoción y participación.

Volver