La iniciativa, que se enmarca en el II Plan Insular de Deporte Adaptado, cuenta con la colaboración de la Obra Social la Caixa y es pionera a nivel nacional

El Cabildo de Tenerife clausuró recientemente el primer curso de Diplomado en inclusión de personas con discapacidad en actividades físico deportivas, una iniciativa pionera a nivel nacional que ha formado a 40 monitores en materias específicas como deporte adaptado, atención personalizada a la diversidad y el correcto trato a las personas con discapacidad. La iniciativa se enmarca en el II Plan Insular de Deporte Adaptado (PIDA) que desarrolla la Corporación insular a través de la empresa pública Ideco en colaboración con la Obra Social la Caixa y fue impartida por el equipo especialista en deporte inclusivo de La Ciudad Accesible que dirige Antonio Tejada.

El acto contó con la presencia del presidente del Cabildo, Carlos Alonso; la consejera de Deportes, Cristo Pérez, el director del curso, Antonio Tejada, y la responsable del II PIDA, Carmen Rosa García. Alonso destacó el esfuerzo realizado por los asistentes “para seguir formándose y mejorando en una materia como el deporte inclusivo. Esto, sin duda, redunda en una mejor atención a los usuarios de los centros. Queremos una isla más inclusiva y solidaria y lo hacemos a través de este tipo de acciones que se incluyen en la estrategia Tenerife 2030”.

Alonso recordó que el Plan Insular de Deporte Adaptado permite llevar la actividad física a unas 1.600 personas de toda la Isla. “Además de la formación específica de los educadores y monitores, este año hemos descentralizado las actividades y facilitado nuevo material a los centros. Vamos a seguir trabajando en esa línea para mejorar la calidad de vida de las personas”.

La formación constó de 120 horas, siendo 88 teóricas y 32 prácticas presenciales. Este diplomado es un paso previo a la obtención del título de Experto y Máster o Maestría que se podrán obtener a través de las dos nuevas capacitaciones que se impartirán en el futuro. Además, se realizó una formación y prescripción adicional de contenidos especializados en formato digital y un proceso de mentorización y acompañamiento hasta lograr el empoderamiento en inclusión y práctica deportiva.

La formación se dividió en cuatro cursos para afrontar la transversalidad de la accesibilidad universal y de las adaptaciones en el deporte teniendo en cuenta los diferentes tipos de discapacidad. Por ello, el alumnado comenzará con la ‘Introducción a las actividades físico-deportivas inclusivas’, para continuar en profundidad con las ‘Actividades físico-deportivas en discapacidad sensorial’, las ‘Actividades físico-deportivas en discapacidad intelectual y Salud Mental’, para terminar con las ‘Actividades físico-deportivas en discapacidad física y orgánica’.

El II PIDA tiene como objetivos generalizar la práctica del deporte y la actividad física para las personas con discapacidad, con preferencia en un entorno inclusivo y en un marco próximo a su contexto social y familiar; garantizar el acceso, uso y disfrute en el diseño de las instalaciones deportivas; e impulsar la formación inicial y continua especializada en actividad física adaptada. Para ello contempla diversas líneas de actuación para aumentar la actividad física en los centros, incrementar la oferta deportiva y mejorar la formación a través del primer curso de Diplomado en inclusión de personas con discapacidad en actividades físico deportivas, una iniciativa pionera a nivel nacional. Asimismo, prevé la adquisición de material deportivo adaptado, un ciclo de conferencias y la puesta en marcha de un proyecto de voluntariado deportivo y voluntariado corporativo con empresas.

El II PIDA se enmarca dentro de la estrategia Tenerife 2030 del Cabildo para conseguir una Isla más preparada, activa, solidaria y cohesionada a través del impulso del deporte. Su objetivo es promocionar el deporte adaptado a través de la realización de actividades deportivas adaptadas posibles y adecuadas para el ámbito y alcance previsto, tanto en concentraciones como en los centros distribuidos en la geografía insular. Asimismo, a través del PIDA se pretende mejorar el conocimiento de la realidad de la discapacidad y la actividad deportiva para la mejora de su promoción y participación.

 

Volver